02 septiembre 2010

Nicho

Si busco mostaza en el supermercado puedo encontrarme cinco o seis tipos en los estantes. Sin embargo, tras media vida de metódica vigilancia a una distancia prudencial, sólo he conseguido discernir tres categorías en lo que concierne a religiones:

  • Las que te prometen conseguir lo que deseas en el otro mundo tras una existencia abnegada.
  • Las que te prometen conseguir lo que deseas en vida, cobrándose un tributo inmediato en ofrendas y sacrificios, ya sea propios o ajenos.
  • Las que te enseñan a no desear nada, como medio para evitarte el sufrimiento de andar intentando conseguirlo.

Me llama la atención que no exista ningún credo que nos ayude a decidir qué es lo que realmente queremos. Y que no hable de conseguirlo, que ya somos mayorcitos y sabemos cómo va la cosa. Y que se deje de milongas, promesas y recompensas, ya sean angelitos, nubes pisables, ríos de vino o harenes de vírgenes ligeras de ropa.
Me parece un nicho por aprovechar. Sirva esto como propuesta, a ver si alguien se anima y lo monta. Yo hoy por hoy me haría creyente, practicante, y si tengo el día tonto tal vez hasta sacerdote.

6 comentarios:

neko dijo...
Nunca había visto una disección de las religiones tan acertada Pab.

La gente necesita creer, necesita promesas de una vida mejor, ya sea en esta o en la otra vida. Cuanto daño ha hecho el miedo a la muerte en la vida de la gente a lo largo de los años.

Yo una vez pensé montarme una secta. No es una religión pero se le acerca y encima te puedes sacar una pasta. si estás interesado iré escribiendo sus "mandamientos" y planteando mejor la estrategía de despegue.
pab dijo...
¡Genial! ¿Tendré que llamarte dios o te puedo tutear?

Recuerda traer a las misas a alguien que tenga convulsiones y ponga los ojos en blanco, esa parte de la liturgia siempre me ha encantado.
neko dijo...
No quiero que se me suba a la cabeza pero..... venga si, puedes llamarme Dios, pero así, con mayúscula inicial incluida.

El de papel de feligrés convulso es imprescindible en cualquier secta que se precie, pero quedaría bastante mal. Qué tal se te da actuar? podemos también curar cegueras y almorranas, ya lo estoy viendo, sería todo un éxito.
Soraya dijo...
Ya hay algo que ayuda a saber lo que uno realmente quiere.... pero eso sí, no es una religión, aunque pudiera parecérsele.

Se llama Psicoanálisis!
cuandoyanoquedenada dijo...
Amén.
Le verdad es que oficialmente, y gracias a que mis padres decidieron por mi, consto en alguna parte como siervo de Dios para la religión católica. Sin embargo, existe una forma para "borrarse" de la secta, y mis fuentes me comentan que cuando les llega el escrito te llaman ipso facto como los comerciales de Movistar cuando intentas hacer portabilidad.
Curioso, no?
P.D.: si la secta que queréis montar tiene contenido erótico-festivo me apunto XD
pab dijo...
El símil telefónico es muy bueno, te das de alta por teléfono y te das de baja por fax triplicado y firmado con sangre.
Desgraciadamente lo de borrarse está complicado, yo intenté apostatar una vez y me pidieron por carta un montón de datos administrativos de la sacristía en la que me bautizaron que ni yo (que en esa época era bastante jóven) ni mis santos padres teníamos.

Resultado: mas o menos como empecé. Estoy intentando que me echen a base de pecar una y otra vez pero no hay manera: creo que a esa maldita operadoraa le interesa tenerte fidelizado aunque seas mal cliente....