11 julio 2010

Llamp

Tengo a un amigo que está jodido porque una vez lo partió un rayo.  Y de él quedaron dos mitades en el suelo, la que querría haberse muerto y la que se alegra de haberlo vivido.
Tengo un amigo fraccionado en hemisterios nocturnos y soleados,  que no pide permiso y que se disculpa demasiado.
Tengo medio amigo con grandes principios y otro medio con impulsos incontrolados.
Tengo un amigo desconectado que al caer fulminado desordenó sus quieros y sus puedos y ahora no sabe cómo emparejarlos.
Tengo un amigo deconstruido que solía dar buenos consejos pero ahora calla y se mira el hueco cauterizado, preguntándose dónde encontrar un hilo que pueda coserlo y dejar una costura que aguante el trasiego diario.
Tengo un amigo en dos pedazos que está convencido de que necesita dos máquinas del tiempo, una para retroceder dos meses y otra para adelantar cien años.

8 comentarios:

ana dijo...
Precioso, tambien tengo un amigo en esas condiciones
Y muchas veces yo misma me siento asi
Gracias por describirlo
Ana
ene dijo...
Sentimientos expresados desde la belleza escrita. Grande, muy grande...
:D
neko dijo...
Algo muy duro de vivir pero expresado de manera maravillosa. En pocas palabras me dices mas que algunos libros en toda su extensión.

Ánimo a tu amigo, todo llega y todo pasa, el tiempo es el único remedio para esto.
alasybalas.com dijo...
Qué gusto sigue dando leerte Pablo. Un abrazo.
Awake at last dijo...
Ay, pero ay de verdad... (se me había olvidado lo que dolía querer a alguien que está como unas maracas, y justo hablas de algo parecido cuando más le echo de menos, gracias, Pablito)

Mks.
anna g. dijo...
Brutal. Impactante. Como un rayo.
mclover dijo...
Puff, no me había dado cuenta, pero esta claro que en algún momento me ha debido partir un rayo.

M.
neko dijo...
a todos nos ha partido un rayo alguna vez :)