20 febrero 2011

Manillar

Me apetece que venga la suerte y yo no me entere y se me cuele en la cama y me despierte.
Quiero que me pasen cosas y no quiero verlas venir. Quiero no estar atento, quiero no estar despierto.
Me apetece no tener cuidado. Quiero no saber de telodijes ni de estabaclaros.
Quiero desaprender todo lo que sé, porque ahora y ya, necesito soltar el manillar.

7 comentarios:

J. G. dijo...
breve y genial
Ana dijo...
No sé por qué, pero te voy a contar un cuento, mejor dicho, te lo cuenta Gianni Rodari, uno de mis escritores favoritos desde los 8 años. Puede que descubras que debes irte de viaje después de leerlo, manillado, desmanillado o enmanillado, como gustes...;-)

El país con el "des" delante

Juanito Pierdedía era un gran viajero. Viaja que te viaja, llegó al país con el des delante.

- ¿Pero que clase de país es éste? -preguntó a un ciudadano que tomaba el fresco bajo un árbol.

El ciudadano, por toda respuesta, sacó del bolsillo una navaja y se la enseñó bien abierta sobre la palma de la mano.

- ¿Ve esto?

- Es una navaja.

- Se equivoca. Esto es una "desnavaja", es decir, una navaja con el des delante. Sirve para hacer crecer los lápices cuando están desgastados, y es muy útil en los colegios.

- Magnífico -dijo Juanito-. ¿Qué más?

- Luego tenemos el "desperchero".

- Querrá decir el perchero.

- De poco sirve un perchero si no se tiene un abrigo que colgarle. Con nuestro "desperchero" todo es distinto. No es necesario colgarle nada, ya está todo colgado. Si tiene necesidad de un abrigo, va allí y lo descuelga. El que necesita una chaqueta no tiene por qué ir a comprarla: va al desperchero y la descuelga. Hay el desperchero de verano y el de invierno, el de hombre y el de mujer. Así nos ahorramos mucho dinero.

- Una auténtica maravilla. ¿Qué más?

- Luego tenemos la máquina "desfotográfica", que en lugar de hacer fotografías, hace caricaturas, y así nos reímos. Luego tenemos el "descañón".

- ¡Brrrrr, qué miedo!

- ¡Qué va! El "descañón" es lo contrario al cañón, y sirve para deshacer la guerra.

- ¿Y cómo funciona?

- Es sencillísimo; puede manejarlo incluso un niño. Si hay guerra, tocamos la destrompeta, disparamos el descañón y la guerra queda deshecha rápidamente.

- Qué maravilla el país con el des delante.


************
Parece que ahora estás des-encantado y que justo lo que pareces necesitar es ENCANTARTE.

Y por otro lado, que sepas, que yo estoy ENCANTADA de continuar leyéndote.
Ana dijo...
Madre!! Que rollo te acabo de soltar... En fin, es domingo.
Awake at last dijo...
Ay, Pablito, je te vois si tendre comme un croissant chaud, absolument délicieux de lire...

:-)

Bs.
pab dijo...
Ana, el domingo es el mejor día para los cuentos, es totalmente procedente y yo diría que necesario. Gracias por ese regalo tan destriste.

Gracias awake, es el piropo más repostero que me han echado nunca :)
neko dijo...
lo malo de eso es que puedes esperar una vida a que algo suceda y que no suceda nada, o es peor, que haya sucedido y no te hayas dado cuenta.

Agarra ese manillar y deja que el mismo te guie!!
sibel2 dijo...
Estimado señor Pab:
Es curioso que el domingo 20 de febrero describiera usted con semejante exactitud cómo iba a sentirme yo el día 22 de abril.
¿Le importaría avanzarme cómo estaré a mediados de junio, por favor?