11 diciembre 2011

Atila

Soy el típico tio que nunca cabalga una bomba en caída libre sin tener atado al cinto su cuchillo. Me inquieta mi capacidad para hacer daño en las distancias cortas, mas allá de la intención y de la historia  planeada. A veces tengo tiempo de pedir disculpas por adelantado. Otras veces ni yo ni la persona que tengo cerca somos tan afortunados.

4 comentarios:

AtaqueEscampe dijo...
Gran entrada
Awake at last dijo...
Por suerte, cuando te descabalgas de la bomba y dejas el cuchillo en el fregadero, hasta da gusto tratar contigo, ;-P

Mks.
Fujur Dragon Blanco dijo...
Es una de esas veces que te leo y sólo me sale una palabra.
pab dijo...
¿Eso es bueno?