15 junio 2010

Autofocus

A veces la cabeza te hace clicks extraños, parecidos a esos leves zumbidos y vibraciones que hacen las cámaras modernas cuando la presión de tu dedo les delata tu intención de fotografiar algo.
La única diferencia es que las cámaras, tan competentes,  suelen apañar un buen resultado y tu cabeza es bastante más imperfecta; hace los ajustes necesarios pero suele tomarse su tiempo.
Lo malo de dormir mal durante varios días es que no sabes si piensas raro por la falta de sueño o es la propia falta de sueño la que te hace pensar raro. Mientras ese ciclo perverso se realimenta, te esfuerzas por mantener al resto del mundo al margen de tus bioritmos desbocados. No quieres que sepan que dormitas en la cola del supermercado, y que matas horas de madrugada recostando en la baranda del balcón velando una tras otra las horas del sueño de tu barrio.
Porque sabes que tarde o temprano las cosas vuelven a estar en foco. Distingues el color verdadero de las cosas y recuperas la nitidez de las líneas y los contornos. Y entonces duermes.

4 comentarios:

neko dijo...
A mi si es por poco tiempo incluso me gusta esa sensación de estar fuera del mundo, la falta de sueño te hace parecer que todo te es ajeno y te da mas libertad de pensamientos.

¿Algo te quita el sueño?
pab dijo...
Mmmm... Digamos que la lista de cosas que dan sueño permanece invariable y la de cosas que me lo quitan aumenta dez de en cuando
neko dijo...
Entonces la cosa no es sencilla, porque la lista de cosas que dan sueño es inmensa, pero la que lo quita viene a ser bastante mas reducida.

Suerte, y si no quieres esperar siempre puedes ponerte a leer la saga crepusculo, si eso no te da sueño (o arcadas) es que lo tuyo es algo mas grave.
El cajón del agua... dijo...
El domingo acaba de dejar de ser domingo, Pab.

Muchas gracias!!!!

Y es por el regalo :) menudo regalo...